García-Lorenzana‎ > ‎Linajes‎ > ‎

LINAJE LORENZANA: Varones ilustres



Conde de Rebolledo

Bernardino Rebolledo Villamizar y Lorenzana fue bautizado (1597) en N.S. del Mercado de León. Murió (1676) soltero.
En la batalla de Simancas (939) el rey Ramiro II recompensó a un leonés, que tuvo que defenderse con una rama de roble (rebollo), con escudo de armas: roble coronado de trece estrellas en orla (caudillos moros vencidos). Otro Rebolledo estuvo con Pedro I en los campos de Montiel (1369) contra el regicida Enrique de Trasstamara.
A los 14 años sirvió contra el turco y los piratas berberiscos como alférez de infantería de marina en las galeras de Nápoles y Sicilia. Participó en la toma de Mantua por los imperiales, herido de un arcabuzazo en el brazo derecho compone elegantes versos sobre las hazañas de los tercios españoles. Felipe IV le nombra (1630) gentilhombre de su hermano el cardenal D.Fernando.
Representó a España en las negociaciones del emperador alemán con los protestantes siendo recompensado (1638) con el título de Conde del Sacro Romano Imperio. En 1640 asciende a Masestre de Campo de un Tercio de la infantería española en el Palatinado. Capitán general de artillería en la frontera de Luxemburgo hasta la paz de Westfalia (1648) que pone fin a la guerra de los “Treinta años” entre Francia y el Imperio. Consejero militar de Federico III de Dinamarca en el sitio de Copenhague por Carlos X de Suecia. Ministro supremo de guerra (1662).


Cardenal Lorenzana

Francisco Antonio de Lorenzana y Butrón nació en León (1738) de un antiguo linaje que han hecho grande los santos Vicente mártir y Toribio de Mogrovejo ( Mayorga 1538), arzobispo de Lima (+1606).
Es, probablemente, tataranieto del abuelo materno de Lucas García y Lorenzana de Villasecino de Babia. Arzobispo de Mexico (1766), Arzobispo de Toledo (1772), Cardenal de la sede primada de España (1789).
Desterrado (1800) por Godoy, favorito de la reina y responsable de la entega de España a Napoleón. Protegido y amigo del papa Pío VII, enterrado (1820) en un mausoleo de la basílica de la Santa Cruz de Roma, su epifacio reza “aquí yace el padre de los pobres”. Su retrato se encuentra en la sala capitular de la catedral de Toledo. El altar de mármol de su capilla mozárabe es una donación del cardenal.
Concedió indulgencias al que rezara un “Ave Maria” ante la imagen de N.Señora del Mercado, antigua del Camino, que se venera en la iglesia románica más antigua de León.
Donó su biblioteca personal y la arzobispal a la ciudad de Toledo, hoy es la segunda más importante de España y está instalada en el Alcázar del emperador Carlos, arruinado por el Frente Popular y reconstruido por Franco.
Gran liturgista, historiador y humanista, supo conjugar la teología, la ciencia y los intereses sociales. Fundó hospicios para huérfanos y la Universidad de Toledo. Recuperó los primitivos autores cristianos toledanos y parte de la obra de Maimónides, el gran filósofo judío cordobés y médico del sultán Saladino de Alejandría.
En colaboración con el padre agustino Enrique Flórez de origen babiano escribió la Historia eclesiástica de España (29 volúmenes).
Es el último inquisidor general, perdonó al hereje y masón Pedro de Olavide y Jáuregui (amigo de Voltaire y Casanova) colaborador de Aranda en su escalada al poder después del motín de Esquilache.
En su casa palacio de León se conserva el escudo de armas Lorenzana, lo que prueba su relación con el fundador del linaje por tratarse de un ilustrado historiador.
Es la conexión con los García y Lorenzana de Babia.


General Castañón

Federico Castañón y Lorenzana (1770 - 1836) nació en Vegamian (Riaño - León).
Perteneció al cuerpo real de “Guardias de Corp” (1794 - 1808), su bautismo de sangre tuvo lugar en “la guerra de las naranjas” contra Portugal que supuso la conquista de Olivenza (1801). Aunque toda la guarnición de Madrid estaba acuartelada el 2.Mayo de 1808, tomó parte con Daoiz y Velarde en la lucha contra los franceses del general Murat.
La Junta de salvación y defensa de la ciudad de León le nombró Comandante general de la quinta división. Tomó parte activa, con soldados leoneses bisoños, en la batallas de Rioseco, Logroño, Albelda, Tudela (coronel con Castaños) y Zaragoza (1809 – 2º sitio) donde perecieron 50.000 españoles antes de la honrosa capitulación. Castañón se fugó con otros oficiales llegando a León en estado lastimoso. El general García, que mandaba la cuarta división de Astorga, dio el mando de un batallón de tropas ligeras “Tiradores de León” al atrevido guerrillero Castañón. Durante casi dos años operó en terreno ocupado por el enemigo al abrigo de las montañas, desde Camporredondo a La Robla. Desde Astorga atacó al general Waltó que muere y sus tropas se dispersan después de tres brillantes cargas a la bayoneta. En el combate del Puente de Orbigo mandó la división de vanguardia. Para proteger la división de Asturias tuvo que rebasar el puerto de Leitariegos en pleno invierno.
En la decisiva campaña de 1813 con Wellington (100.000 hombres) peleó con el grado de general de la primera Brigada de la cuarta División. En Vitoria ocho mil franceses no lo contaron. En el sitio de San Sebastián recibió dos balazos, en el brazo izquierdo (quedó manco) y en la cadera, teniendo que retirarse de la milicia.
En 1821 fue nombrado gobernador de Zamora. Al año fue desterrado a Sevilla por los liberales. Después de desempeñar la inspección del Ejército de Galicia volvió a León como Delegado de Policía.
En mayo de 1833 fue nombrado Capitán general de Vascongadas, muriendo en 1836 cuando preparaba el viaje a Baleares para tomar posesión de la Capitanía general.

Fuentes

Policarpo Mingote y Tarazona
“Varones ilustres de la provincia de León” (1880).

Comments